En la ciudad de México fue.

tour-por-la-ciudad-de-mexico-list
Catedral de la Ciudad de México. Fotografía: mexicodestinos.com

Guadalajara, Jalisco. 6 de febrero del 2017. La capital, “el DF” (que dejo de serlo) y ahora llamada Ciudad de México, es una de esas ciudades que no sabes que tiene, pero tiene algo que te atrae, te guste o no te guste su forma, sus tradiciones y todo lo que en ella se da. Capital de nuestro país, es también escenario literario especial por su conjunción cultural especial.

Historia.

La ciudad de México fue fundada sobre el basamento lacustre de Texcoco en el año de 1325 por la tribu Azteca o Mexica, la cual dice la leyenda salieron de un lugar llamado Aztlán (con localización aún en discusión) y se asentaron sobre un islote con un águila postrada sobre un nopal. El nombre con el que se funda la nueva ciudad es Tenochtitlán. Con el paso de los años y el crecimiento del imperio Azteca hasta dominar a otros pueblos, la ciudad se convierte en una de las más grandes, ricas y poderosas de la región.

Con la llegada de los españoles al mando de Hernán Cortés, la ciudad es derrotada en 1521 y con esto se da la caída Azteca y la destrucción de Tenochtitlán. Un año después y teniendo a Coyoacán como capital alternativa, la ciudad de México es fundada sobre las ruinas.

p7ima2
Vista de la Ciudad de México. Fotografía: armada15001900.net

Como capital del reino de la Nueva España, la ciudad conserva el poder y riqueza que gozaron durante el imperio Azteca, edificios suntuosos de múltiples estilos arquitectónicos como el barroco, plateresco, churrigueresco sobresalen entre otros; arquitectos como Manuel Tolsá realizan trabajos dignos de admirar en la catedral, cuya construcción data de 1571 y finalización en 1813. Sin embargo la ciudad también sufrió de inundaciones y en general de problemas debidos a la cuenca del valle de México (la cual es endorreica, es decir, no tiene salida al mar) y la destrucción de los diques aztecas, por lo que se llevó a cabo la desecación del lago y la construcción del tajo para desviar las aguas.

Para el siglo XIX, la llamada “Ciudad de los palacios” por Humboldt en 1804, pasa a ser la capital de la nueva nación que toma su nombre para nombrar al país “México”; en 1824 se crea el Distrito Federal; sin embargo los problemas de índole social comienzan, invasiones como la francesa y estadounidense que toman la ciudad en 1863 y 1847 respectivamente, revueltas, la guerra de Reforma y en general la inestabilidad que se dan en la república y México no es la excepción. La llegada de Maximiliano a la ciudad de México dota de dos bellezas que son símbolo de la ciudad, el embellecimiento del castillo de Chapultepec en el bosque del mismo nombre y la construcción del “Paseo de la emperatriz”, encargada al ingeniero austriaco Ferdinand Von Rosenzweig, que posteriormente se convertiría en el “Paseo de la Reforma”. Con el retorno de la república y el gobierno de Porfirio Díaz, la ciudad de México se congratula en recibir bellos edificios influenciados por el eclecticismo francés muy de moda, esto hasta la revolución mexicana.

zocalopanoramica2
Vista del Zocalo o Plaza de la Constitución. Probablemente de 1905. Fotografía: mexicomaxico.org

En el siglo XX, la ciudad de México fue epicentro de la revolución, el derrocamiento de Francisco I Madero por Victoriano Huerta en 1913 y que derivó la “Decena trágica” y la toma de Villa y Zapata en 1914 fueron acontecimientos que marcaron la ciudad en esos momentos. Posteriormente a encontrar la paz, la ciudad de México sigue su curso como capital del país, la arquitectura moderna llega de las manos de Juan O’Gorman y Mario Pani a cambiar la imagen urbana de la ciudad, Félix Candela, Teodoro González de León, Pedro Ramírez Vázquez, entre otros dotan a la ciudad de una imagen moderna y fresca a la ciudad, entre estas la construcción de la ciudad universitaria de la UNAM, fundada en 1950. Sin embargo no todo a sido dulce, la masacre de 1968, el jueves de corpus de 1971 y el terremoto de 1985 han sido escenas trágicas, sin embargo otras más dulces como los mundiales de 1970 y 1986 lanzan al mundo al Estadio Azteca como uno de sus hitos más importantes, la declaratoria de patrimonio mundial de la humanidad al centro histórico de la ciudad de México y Xochimilco se dan por parte de la UNESCO en 1987.

4469_1146455056590_4939304_n
Vista de la biblioteca de la UNAM, con los murales de Juan O´Gorman, ciudad universitaria. Fotografía: Jorge Navarro Serrano.

Ya en el siglo XXI, la ciudad de México ha visto cambiar su nombre, para dejar de ser el D.F. y ser la Ciudad de México y ostentar una constitución, promulgada el 5 de febrero de 2017.

Dos ejemplos de la literatura en la ciudad de México, Carlos Fuentes y Federico Gamboa.

La literatura no escapa de una ciudad cosmopolita como esta ciudad, Carlos Fuentes en su obra “Aura” usa de manera magistral a la ciudad de México como un escenario de encuentro entre el pasado imperialistas y porfirista conservadora, de alguna manera bella y un poco opresora representado en el personaje de Consuelo Llorente, y la frescura moderna de la ciudad de México que deseaba aires de juventud y amor representado en Felipe Montero y la propia Aura. La calle de Donceles en el centro histórico es un sitio magnifico para el desarrollo de la historia.

30-aura
Portada de Aura, de Carlos Fuentes, de la editorial Era. Fotografía: hellodf.com

Por otro lado, la novela de Santa, de Federico Gamboa, retrata el mundo bajo de la ciudad de México en la época del porfiriato, el personaje de Santa, orillada a practicar la prostitución en el bajo mundo por un deshonor y todo el entorno de aquel momento de los marginados que sirven para servir a los que más ostentan y poseen, Santa es la muestra del México pobre y triste que lucha por sobresalir y que acaba en un final trágico por aquellas desavenencias, mismas que posteriormente sería bien mostradas por Luis Buñuel en su obra “Los olvidados”, también ambientada en la Ciudad de México.

Otras novelas que usan como escenario a la ciudad de México son “Las batallas en el desierto” de José Emilio Pacheco, donde el choque de los conservadores, representados por una familia de Guadalajara que llega a la colonia Roma, es fuerte con la ciudad capital que siempre se ha visto como liberal y abierta a todas ideas. La misma colonia Roma es la muestra del México de antes que sucumbe al México de hoy, el modernismo al que muchas ciudades del mundo se tuvieron que enfrentar. Otra novela es “La región más transparente” también de Carlos Fuentes donde se muestra el poder en la ciudad, los pocos logros revolucionarios y las cuestiones sociales de la urbe.

cd_mexico_coparmex
Paseo de la Reforma y el Angel de la Independencia por los 100 años de independencia. Fotografía: tiempo.com.mx

La ciudad de México en este siglo XXI, es de esas ciudades que gustan o no gustan, la amas o la odias, la tienes en tu mente o la sacas de ella. Sin embargo, cuenta con sus problemas, los típicos de una ciudad, seguridad, infraestructura, agua, etc. Pero a final de cuentas, te guste o no te guste esta urbe, la Ciudad de México tiene algo que a final de cuentas te atrae, hace que quieras ir. Pues bien, una ciudad como “La ciudad de los palacios” no se da todos los días, asi que a final de cuentas, en la ciudad de México, fue.

 

Para saber mas:

Página web de la ciudad de México.

Turismo en la ciudad de México.

El paseo de la emperatriz, México desconocido.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s