Gasolina, transporte y movilidad.

los-arcos
Avenida Vallarta. Fotografía: Tripadvisor.

Por: Jorge Navarro Serrano.

Durante los últimos días de diciembre ha trascendido el famoso “gasolinazo” el cual consiste en el aumento de los precios de los combustibles que serán vigentes desde enero del 2017 (en unos días mas de hecho) y con el cual se busca la estandarización con los mercados internacionales y cuya aplicación será de manera paulatina en todo el territorio nacional hasta diciembre de 2017. Sin embargo es hasta estos últimos días cuando trasciende, pues la población por desgracia estaba más puesto en los famosos XV años de la niña Rubí y en el fenómeno de Lady Wuu, pasados estos, la misma población cayo en la idea de tal aumento y con ello externa su rechazo valido, pues esto significará menos dinero en los bolsillos y aumento en muchos productos.

Con un gobierno que ofrece justificaciones poco sostenibles de este aumento y una población furiosa, es lógico pensar que será más costoso moverse en automóvil con esto y de igual manera en transporte público, pues el alza, al menos en nuestra ciudad, se ve latente a finales del mes de enero cuando el comité de tarifas tenga que reunirse con transportistas, gobierno y sociedad civil. Sin embargo, me permito ir en partes para cubrir este tema tan especial.

Primero, el aumento de gasolina en el tema social y político, será por lógica un enorme golpe a la economía familiar, pues un efecto dominó hará que la canasta básica y otros elementos suban sus precios y tarifas para mermar el aumento paupérrimo que se dispondrá y que absorberá parte del sueldo y el pobre poder de adquisición del ciudadano mexicano que ha ido bajando en años; sin embargo también hay que tomar en cuenta que el gobierno, o quienes lo forman, al haber prometido una reforma energética que beneficiaría a la gente y no aumentaría precios, cosa que al final paso, baja de credibilidad, haciéndoles personas de poca palabra, los partidos políticos se encuentran en la misma situación; ante esto la población tendría que buscar otras alternativas o tomar el toro por los cuernos, el gobierno emana de la sociedad, por lo tanto la sociedad debería tener mayor control del gobierno y erradicar la idea de que participación ciudadana solo se limita a votar, a esto agreguemos que debemos dejar de votar por los mismo mediocres partidos políticos, comenzando con el PRI.

Ya en el tema móvil y de transporte, esta es una muy buena época con una oportunidad para cambiar el paradigma de movilidad urbana, exigir mejor infraestructura y servicios para ello y con ello tomar la ciudad y comenzar la transformación a un entorno mejor. ¿A qué me refiero con esto? básicamente a que si la gasolina le resulta cara, use menos el auto, camine distancias cortas, tome transporte público y comienza con la bicicleta; ahora bien, siguiendo la cadena, muchos dicen “pero el transporte público es pésimo” no le negaré tal razonamiento, sin embargo le invito a tomar el sistema, hacer suyo el sistema y como miembro importante de la ciudadanía a exigir al gobierno al que usted eligió y que emana de usted, un mejor servicio de transporte, créame que las minorías (gobierno y transportistas) podrán responder a la mayoría (todos nosotros). Por otro lado usted también dirá “pero no se andar en bicicleta o es peligroso andar en ella” bien, mismo razonamiento, exija al gobierno una infraestructura óptima para tal modelo de transporte, de igual manera para banquetas y espacios públicos, y veremos como las cosas comienzan a cambiar de manera paulatina y para bien.

Querido lector, el problema del “gasolinazo” es latente, nos golpeará, sí, pero recuerde que como ciudadanos tenemos un poder, la participación ciudadana, que nos ha de motivar a tomar el gobierno, participar de las decisiones colectivas y ello ha de conseguir buenos resultados si queremos una vida digna. Ni hablar de movimientos armados o rebeldía, si ha de haber movilizaciones deben ser pacíficas, pero con estas acciones de participación antes mencionadas, pequeñas tal vez,  también se consiguen resultados grandiosos. Tenemos ante nosotros un reto importante, y todos los retos traen cambios, si queremos uno positivo, debemos en resumen ser parte de nuestro sistema, hacerlo nuestro, exigir que funcione mejor y en base a ello tener los beneficios que como ciudad y como ciudadanos, nos corresponden.

Por ultimo querido lector, no me queda más que desearte un feliz año 2017 en compañía de los tuyos, mis sinceros agradecimientos por leerme y conocer nuestro proyecto y refrendarte nuestro objetivo de ser los mejores. Nos vemos el 2017, ¡Muchas gracias!

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s