La ciudad en la lluvia.

7805494010_df8b3cd4a7_z
Plaza del Sol en una de sus inundaciones. Fotografía: bmtres.com.mx

Por: Jorge Navarro Serrano

Guadalajara, Jalisco. 02/09/16. Hemos vivido un temporal de lluvias con la normalidad de otros años en Guadalajara (aun cuando se ha sentido más calor que en otros años, en mi humilde opinión) y con esto también hemos podido presenciar los problemas que se presentan en varios punto de la ciudad. Las inundaciones han sido desde que la ciudad comenzó a crecer y ocupo cauces y zonas de recarga el problema más recurrente de cada temporada y parece que no tiene una solución, al menos al corto plazo.

Una campaña del SIAPA hace algunos años llamaba a la población a no tirar basura en la calle para que las bocas de tormenta no se tapasen y así el agua pluvial pudiese seguir su curso, la población civil de alguna forma tomo esto como el problema mayúsculo de las inundaciones y muchas de las conversaciones sobre el temporal y las inundaciones tienen como conclusión tal idea. Sin embargo, de alguna forma esta idea no es errónea, es decir, tiene parte de culpa, sin embargo no del todo.

Las inundaciones en esta ciudad sin embargo tienen un trasfondo mayor que el de tirar basura que tapa las bocas de tormenta, el cual es un factor, mas no todo el problema; la urbanización en sitios no debidos y la infraestructura deficiente, son otros factores que hay que tomar en cuenta.

Durante el crecimiento urbano, muchas zonas como la Zona Industrial, Plaza del Sol, Calzada Independencia, entre otros, eran un gran grupo de arroyos, zonas bajas o zonas de recarga, lo cual al tener en su superficie materiales impermeables, no dejan continuar el ciclo hidrológico y el agua se estanca, en el caso de Plaza del Sol, es sabido que el arroyo El Chicalote pasaba por ese lugar, misma situación en la Zona Industrial y la Calzada Independencia en la zona de San Juan de Dios, donde el río del mismo nombre de alguna manera renace. En este tema, colonias como Alcalde Barranquitas surgieron de rellenar barrancos y arroyos para urbanizar estos terrenos.

Es por lo tanto una pena, que no haya un atlas de riesgo para la zona metropolitana que nos mencione estos sitios y que de alguna manera, propuestas como la del profesor Enrique García Becerra o Arturo Gleason se queden en el escritorio. La urbanización irresponsable, la basura y la capacidad de nuestra infraestructura son pues los tópicos a intervenir si se quiere resolver esta solución. Observemos pues las soluciones a estos problemas fuera de nuestras fronteras y veremos que hay soluciones, bien podemos tomarlas en cuenta y adaptarlas o generar nuevos paradigmas.

La ciudad y el agua debe ser una relación que siempre se tome en cuenta, pues como seres humanos nuestra vida gira en torno en ella, si la ciudad es el reflejo de nuestra humanidad, entonces en la planeación y rescate urbano debe ser una forma de ver esta relación, el cual puede generar soluciones maravillosas y que pueden verse en otros sitios como lo dije anteriormente. La ciudad como la esencia humana, respetando al agua, el elemento que necesitamos para nuestra vida.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s